Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de junio, 2015

"SON LOS HISPANOS, ESTÚPIDO" O EL DILEMA DE DONALD TRUMP

Donald Trump quiere ser presidente de los Estados Unidos. 
A finales de los 80 ya tuvo ganas de serlo. Y como en esa época ya había acumulado una fortuna gracias a sus negocios inmobiliarios, sus sueños presidenciales eran pesadillas para sus competidores republicanos: una chequera tan grande como la suya puede financiar cualquier campaña.
Ahora se lanza en serio. Peleará por su nominación contra otros 11 candidatos republicanos (uno de ellos ni más ni menos que otro Bush, Jeff, gobernador de Florida).
Como el mismo dice en sus consejos para tener éxito en la vida, lo importante es estar en el ojo del huracán.
Quizás por eso, o por los estudios electorales que le dicen que puede quedarse con lo más ultraderechista, blanco y empobrecido del electorado republicano o por sus propias convicciones o por todo eso, no dudó un segundo a la hora de elegir su eje de campaña: los inmigrantes mexicanos son los culpables del desempleo, de la delincuencia y de la expansión de la droga.
Trump anunció el …

LA CALLE PARA COMUNICARSE

En la revista Plataforma Urbana cuentan una idea: recuperar la calle para dialogar y comunicarnos. “Calles como lugares: Usando las calles para reconstruir las comunidades”, es un idea de Project for Public Spaces(PPS)



"Para restaurar la vida comunitaria en las calles es esencial liberarlas de ladominación de los vehículos". Para esto, elaboró los siguientes cuatro puntos en los que entrega consejos sobre cómo hacer que las calles se transformen en lugares en donde las personas quieran pasar parte de su tiempo.
1. Espacios y atractivos
Las veredas no solo hacen posible que lleguemos a nuestros destinos, sino que también cumplen una importante función social, en donde es posible encontrarse con un conocido o que se creen momentos para conocer a nuevas personas.
VEREDAS AMIGABLES. No obstante, es común que estos espacios no tengan un diseño adecuado y que, por lo mismo, compliquen los desplazamientos. Para evitar esta situación, lo ideal es que las veredas lleven hasta los destino…

ARGENTINA SIN PALABRAS

Cuentan que los jóvenes argentinos que empiezan su carrera en la facultad manejan un vocabulario de unas 500 palabras. Bastante poco si pensamos que hace 15 ó 20 años lo normal era que ese muchacho contara con un léxico más rico, unas 2000 palabras más o menos. Los lingüistas estudian este fenómeno y dan el dato pero cualquiera de nosotros, simples mortales, podemos percibir fácilmente como se empobreció el lenguaje. En la ferretería leemos un cartel: “No vendemos un `coso para la cosita” .
Menos palabras es menos matiz. El camino directo a un mundo en blanco y negro. La muerte del gris.
La campaña electoral argentina es un reflejo (o una referencia) de esta “creciente tasa de pobreza léxica” que nos aleja del diálogo y nos acerca al insulto y la pedrada.
Hagamos un ejercicio. Cierra los ojos, imagina una pared muy grande con propaganda política. Señala al azar un cartel. Ese por ejemplo: el de la candidata a jefa de gobierno de Buenos Aires, Gabriela Michetti. Su lema: “El que elige s…