lunes, 15 de julio de 2013

11 MILLONES DE RAZONES PARA LA REFORMA MIGRATORIA EN EEUU

Hoy, cuando termine el día, casi 2000 jóvenes hispanos en Estados Unidos habrán alcanzado la mayoría de edad electoral. Hablamos de 700.000 nuevos electores hispanos cada año. 
La colosal potencia de voto de la comunidad hispana, a la que Obama le debe sus dos presidencias consecutivas, es el principal argumento que está detrás de la reforma migratoria aprobada en Estados Unidos y que implica la regularización y documentación de 11 millones de personas.
No fue fácil que demócratas y republicanos se pusieran de acuerdo en llevar adelante la reforma.
Los argumentos que sostenían la enorme contribución económica de los inmigrantes al país siempre fueron potentes pero nunca suficientes. 
La Casa Blanca cita, por ejemplo, una proyección de la Oficina de Presupuesto del Congreso, un organismo público e independiente, que afirma que la reforma migratoria permitiría un crecimiento del producto interior bruto de EE UU del 3,3% en 2023 y del 5,4% en 2033, es decir, añadiría a la economía más de 700.000 millones de dólares en 2023, y 1,4 billones, en 2033. Esa misma institución pronostica una reducción del déficit presupuestario de 850.000 millones de dólares en los próximos 20 años y un incremento de 300.000 millones en las arcas de la Seguridad Social. Sin duda argumentos poderosos para los economistas y los políticos, pero mucho menos para los sectores más reacios a la inmigración.
Tampoco el interés de la opinión pública ha sido determinante. Solo el 39% de los norteamericanos considera la inmigración un tema de máxima relevancia, lo que lo sitúa en el puesto 17º de las prioridades nacionales.
Lo que realmente abrió las puertas del acuerdo fue una sencilla constatación para los republicanos: o apoyaban la reforma o podían despedirse por varios lustros de sus aspiraciones a la Casa Blanca. En Estados Unidos, los europeos serán minoría en apenas 30 años.
La sociedad coral que conforma hoy Estados Unidos es uno de los mayores laboratorios sobre la convivencia, el respeto y el valor de la palabra para resolver los problemas.  
Estados Unidos ya pasó por esto. En 1910 el porcentaje de extranjeros entre la población norteamericana era más alto que hoy, y de esa mezcla surgió la mayor potencia económica y militar que el mundo ha conocido jamás. 
Pero en los pequeños detalles estará siempre la diferencia. Lo sabe Sebastián de la Cruz, un niño de 11 años que tuvo la osadía de entonar el himno norteamericano vestido de charro al final de un partido de la NBA.  Las cuentas de twiter y facebook se llenaron de frases como estas: "¿Cómo cantas el himno nacional luciendo como un inmigrante ilegal?", pregunta Andre Lacey. "¿Quién dejó a este extranjero ilegal cantar nuestro himno nacional?", escribe Matt Cyrus. El público lo aplaudió pero una parte de Estados Unidos no se acostumbra al hecho de compartir sus valores con los hispanos, los negros o los asiáticos.

2 comentarios:

  1. Aunque las visas para estados unidos luzcan difíciles de conseguir con los tips y toda la información que hay en esta página tu viaje a Norteamerica será una realidad. No dejes de entrar a la página…

    ResponderEliminar
  2. Los solicitantes de visa para viajar a los Estados Unidos deben reunir los requisitos específicos para calificar para estas bajo la ley de migración. Si deseas viajar y aún no tienes clara toda la información solo debes entrar a esta página donde contamos con los mejores abogado de migración

    ResponderEliminar