Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de abril, 2013

ARGENTINA, EL PAÍS QUE SE OLVIDÓ DE LA INMIGRACIÓN

Hace unas semanas la Organización Mundial de Migraciones publicó en Ginebra un informe en el que afirmaba que había aumentado la inmigración en Argentina. En realidad, como aclara el informe, una parte de esa "inmigración" es en realidad un mero retorno: el de los argentinos que vuelven de España o Italia con pasaportes español o italiano.  Hoy en Argentina hay unos 2 millones de extranjeros, más o menos la misma cantidad de extranjeros que había hace exactamente 100 años, cuando en Argentina vivían unos 7 millones de seres humanos y no 40 como ahora. Su peso en la sociedad es menor en número y su voz parece inaudible. Las estadísticas oficiales suelen ser bastante pobres. Las encuestas de opinión sobre la percepción de los extranjeros, raras. Es difícil encontrar en la prensa, por ejemplo, reportajes frecuentes sobre la vida de paraguayos, peruanos o bolivianos. Los partidos políticos apenas hablan de inmigración o del voto de los extranjeros, salvo que los obligue l…

BOSTON, SIRIA: MUERTOS DE DISTINTA CATEGORÍA

En su blog Próximo Oriente, el arabista y amigo Ignacio Álvarez Ossorio, se hace eco de un debate permanente: ¿cuál es el criterio para establecer "el valor de un muerto", periodísticamente hablando?. En el post  "No todos los muertos valen lo mismo" reseña a su vez el blog Obamaworld que se abre con una pregunta: "¿Por qué los muertos en Siria interesan menos que en Bostón?".  Reproduzco el post íntegro y agrego una anotación profesional: cerca y lejos, esa es una de las respuestas. En periodismo la escala de la desgracia se mide según la cercanía, como es natural: un accidente en mi ciudad con dos muertos me afecta mas directamente que la muerte de 10 personas en un accidente en Nepal. Llevado al planeta en su conjunto, los ríos de tinta que corrieron por las 3 muertes de Bostón y que ya no corren por las decenas de muertes en Siria, reflejan la centralidad/cercanía de Estados Unidos y de la amenaza siempre presente del terrorismo. Más cerca están los ef…