martes, 5 de febrero de 2013

FRANCIA: ENOJO E ISLAM EN LOS BARRIOS OLVIDADOS




Francia es laica, cada vez más laica. El diario LE MONDE lo reflejaba hace unas semanas reuniendo una serie de datos. Por ejemplo: en 1966 de cada 10 franceses, 8 se declaraban católicos. El año pasado, 35 de cada 100 franceses decían "no tener religión" y entre los chicos de 18 a 24 la proporción subía a 63%. Mientras, durante ese tiempo, la población musulmana ha llegado a los 2 millones de personas y a 800.000 el número de practicantes. Entre los jóvenes, la práctica del islam es aún mayor. En el Informe "Arrabales de la República", el politólogo Gilles Kepel hizo una encuesta en el barrio de Clichy-sous-Bois, uno de los barrios escenario de las protestas juveniles de 2005. "En esos barrios, dice Kepel, los principios fundadores de Francia según los cuales la nación puede integrar a todos, han fracasado. La cólera y el Islam se desarrollan allí donde fracasa la República".
El Pew Research Center ofrecía hace un tiempo un dato. Más del 70% de los jóvenes musulmanes en Francia no encuentran contradicciones entre la práctica del Islam y la modernización. Como todos los datos, pueden estar medio llenos o medio vacíos: los alarmistas ven en el otro 30% el germen de un enfrentamiento declarado entre Islam y modernidad. Cada vez con más frecuencia, los jóvenes musulmanes sienten que no tienen que disimular o vivir una práctica discreta de su religión. Son más libres que sus padres a la hora de expresar sus sentimientos y su forma de ver la vida. Así que mientras crece el Islam avivado por el temor, la incertidumbre y un futuro oscuro para la juventud europea, sobre todo para los hijos de inmigrantes, resulta que ese mismo crecimiento de la religión expresa también una mayor libertad a la hora de expresar sentimientos.

1 comentario:

  1. Un tip: si quieres tener la ciudadanía americana deberás renunciar a tu afiliación a cualquier otro país, apoyar y defender la Constitución de los Estados Unidos y aceptar todas las responsabilidades correspondientes. ¿Lista para eso?

    ResponderEliminar