domingo, 1 de julio de 2012

LOS INMIGRANTES GENERAN LA MAYOR PARTE DE INVENTOS EN ESTADOS UNIDOS

En el hemisferio derecho del cerebro colectivo de Estados Unidos, donde se procesan sobre todo las emociones, la palabra inmigrante está asociada a la ilegalidad, al cruce desesperado y furtivo de la frontera, al jardinero sin nombre, a los jornaleros de columna encorvada que recogen fruta en California. Es una imagen tranquilizadora para buena parte de la sociedad norteamericana (y cualquier otra sociedad que reciba inmigración). Cada día las realidad muestra lo distorsionada que está esa fotografía. 
El año pasado, la organización Partnership for a New American Economy se dedicó a investigar de donde eran los autores de los inventos patentados en Estados Unidos durante 2011 en las 10 principales universidades del país. Descubieron que el 76% de esas patentes procedía de graduados inmigrantes. En su mayoría, estudiantes o graduados haciendo un doctorado.
El dato importa. Y lo de menos es si la inmigración y el desarrollo del talento están más o menos relacionados. En realidad, lo que está empezando a preocupar es que si casi el 80% de los inventos en Estados Unidos está en la cabeza de los inmigrantes y éstos no encuentran vías para convertir esas ideas en negocios, unas y otros se perderán irremediablemente en el espacio incierto de la burocracia. Ankit Agarwal es un caso paradigmático: inventó y patentó una piel artificial que protege de las infecciones. Pero su visado le impedía lograr financiación o apoyo para su proyecto. Así estuvo meses hasta que una salida excepcional le permitió desarrollar su empresa. No suele ser lo frecuente. La historia se puede leer entera en CNN MONEY

No hay comentarios:

Publicar un comentario