martes, 1 de mayo de 2012

MENOS DERECHOS SANITARIOS PARA LOS EXTRANJEROS EN ESPAÑA: CUANDO EL MENSAJE ES LA SOLUCIÓN

Suelen hacerlo los viernes. Tras el Consejo de Ministros se comunica una mala noticia. Los diarios esperan y el resto de España ni se sorprende. El gobierno conservador escenifica en la rueda de prensa un gesto dramático, da dos o tres datos sobre la herencia recibida y empieza a disparar. No es difícil encontrar malas noticias de munición. Lo difícil es seleccionar el enfoque. Ahí está el secreto: si tengo que decir algo malo, lo realmente sabio es decirlo de tal forma que a unos les parezca maravilloso y que el resto ni se inmute.

El gobierno quiere ahorrar 7.000 millones de euros en la sanidad. Lanza un plan de medidas para lograrlo. Pero cuando lo vende públicamente decide mostrar la "peor parte", según algunos: "El gobierno restringe el acceso a la sanidad a los inmigrantes irregulares".

Pocos extranjeros a la vista...
¿Torpeza? No, para nada: intención. A la hora de explicar sus medidas de ahorro sanitario, el acento lo pone en 500 millones de euros que, a tenor de lo que dicen, se ahorrará por negar a 200.000 extranjeros la asistencia sanitaria integral.

Titulares como este del diario EL MUNDO (conservador) reinterpretan el mismo mensaje: a quienes recortamos es a los de afuera, tranquilos.

'una sanidad para todos, pero primero para los de casa' (Basagoiti, Partido Popular)


expresan un sentir ampliamente extendido: PRIMERO LOS DE CASA.Que el PP ya ha usado en varias ocasiones y que observa con atención en Francia.

Titulares como este del diario ABC (conservador) genera una música agradable para el oido del elector local, rabioso y  alimentado por una creciente distancia con el extranjero. 
 

Preocupación entre los inmigrantes por los recortes en sanidad



Los inmigrantes representan el 9% de la población atendida por el sistema sanitario y representan un 6,5% del gasto sanitario total. Consumen un 60% de lo que consume un español en el sistema sanitario. Está dicho y probado, hasta valorados el perjuicio de no atenderlos: pero eso ya no importa. En el reino de política-basura no impera la ley sino el sondeo. Y cualquier cosa que lleve incorporada la palabra "extranjero" o "inmigrante" tiene, de entrada, garantizada la atención. Si ademásse propone expulsarlos, maltratarlos, quitarles libros, vendas o ayudas... entonces los resultados de la opinión pública pueden ser sorprendentes...


 

1 comentario: