lunes, 15 de agosto de 2011

ATAMISQUI, EL FEUDO DE CRISTINA FERNÁNDEZ O LAS VIRTUDES DEL MODELO KIRCHNERISTA EN ARGENTINA

Cuando Gerardo Zamora, gobernador de la provincia argentina de Santiago del Estero(radical K, expulsado de su partido), inauguró la terminal de autobuses de Santiago del Estero “Néstor Carlos Kirchner”, una moderna construcción que costó 53.378.000 de pesos y tiene forma de espermatozoide, sabía que con una obra así llegaba al corazón de sus electores: “Es un símbolo”, dijo, “no por los ladrillos, los hierros y la generación de puestos de trabajo, sino para que nunca más sea el lugar en el que los santiagueños suban a un ómnibus y no vuelvan nunca más por falta de oportunidades”.
Terminal de buses de Santiago: el "espermatozoide K"
Santiago del Estero es una de las provincias más pobres del menospreciado, esquilmado y desatendido interior de la República Argentina, aunque su estación de ómnibus ha costado 3 veces más que la estación similar de Neuquén, considerada la más moderna del país. 

Santiago ha sido un yacimiento de trabajadores para Buenos Aires (factoría de “cabecitas negras”), una de esas provincias que expulsan a su gente o la matan de hambre. Pero eso ya pasó.  Zamora, cuando se emocionaba al inaugurar la terminal, quiso destacar que ya no hace falta irse de Santiago del Estero. Ahora es una tierra de oportunidades y sus habitantes no tienen que emigrar. Se ha convertido en un verdadero imán para industrias pujantes y de altísima rentabilidad en Argentina.  
Quizás eso explique el apabullante triunfo de Cristina Fernández en esta provincia, en la espectacular encuesta propagandística de 28 millones de personas que acaba de celebrarse. Tanto es así que se podría decir que si hay un lugar en la Argentina decididamente partidario de la presidenta Cristina Fernández es la provincia de Santiago del Estero, que le ha dado un 80,15% de los votos.

Y más en concreto el departamento de Atamisqui que tiene el privilegio de ser el lugar más kirchnerista del país: un 93,25% de los 9.900 habitantes del departamento dieron su apoyo a Cristina (autodenominada CFK).

Cualquiera podría pensar en que esas proporciones no se pueden deber más que a un impune clientelismo y a una operación mayúscula de “compra” de votos. Pero si vemos la curva del desarrollo de esta provincia, quizás se entienda que ni siquiera ha hecho falta comprar los votos.

El lugar más kirchnerista de Argentina
Atamisqui. 9.900 habitantes. El 93,2% de los votos para CFK. Gran parte de la comarca vive del negocio del arándano, una perla en el negocio gourmet que da grandes beneficios…si se logran domar los gastos. Pero eso no es problema en Santiago de Estero. El diario Junio, algunas organizaciones de derechos humanos (ninguna de ellas vinculada a Fundación Madres de Plaza de Mayo, Abuelas de Plaza de Mayo o Madres de Plaza de Mayo – Línea fundadora- N.E: La política argentina exige al cronista el uso de numerosas siglas, acrónimos y demás, sea cual sea el tema) y hasta miembros de la policía han denunciado la inmensa red de trabajo infantil que nutre parte de esta industria hacendosa. El arándano requiere manos delicadas y, como todo negocio ultrarentable, trabajadores callados: edad preferida de 12 a 16 años. Se han denunciado barracones de 200 camas, jornadas de 10 horas extenuantes, salarios de 60 pesos diarios a los que se descuentan 12 o 20 para comida y "otros gastos", economatos para trabajadores del arándano donde se cobra dos y tres veces el precio del papel higiénico o del kilo de arroz...

Añatuya, a 200 km de la capital de Santiago del Estero
Añatuya. En 2006 el actual gobernador de la provincia decía que de cada 10 niños que nacían se registraban apenas 2 ó 3. Santiago del Estero es una de las provincias que más bebés fabrican en la República Argentina para la “exportación” a familias acaudaladas e impacientes de Buenos Aires.

Campo Gallo. Un lugar absolutamente desconocido en el mapa mundial, pero que Elías Suárez, jefe de gabinete del gobernador Zamora, conoce a la perfección. Es una de las mayores pistas de aterrizaje para aviones repletos de cocaína y marihuana procedentes de Colombia y Paraguay. El asesinato de Jonatán Barrera sigue conmoviendo a la población de la ciudad de Frías, departamento Choya. La policía, sospechosa de haber participado en la muerte del joven uniformado, no ha avanzado en la investigación y ha cometido gruesos errores en procedimientos y actuaciones. “Fue asesinado por estar detrás de una investigación a narcotraficantes”. Son reclamos que se formulan todos los viernes en las marchas de la madre, familiares, amigos y vecinos de Jonatán Barrera. 

Una verdadera lluvia de dinero se refleja en el asombroso desarrollo urbano de la capital y la provincia: proliferan edificios de viviendas (tres son de Elías Suárez), autopistas de vértigo que sobrevuelan los humildes tejados de una población cada vez más abúlica.
Antes que la lluvia de votos que acaba de recibir Cristina Fernández en esa provincia, llegó una lluvia de dinero. Unos 1.000 millones de dinero federal, básicamente para carreteras (la infraestructura es fundamental para los negocios de la provincia) y para carreteras.
Aumentó, por ejemplo, un 65% las patentes de vehículos 0 kilómetros en los últimos 3 años, un 55% la construcción de edificios y viviendas (de las que 232 son viviendas de la Fundación Sueños Compartidos, investigada y vinculada al Gobierno federal y a la principal organización de derechos humanos del país). Curiosamente, apenas aumento un 1% el consumo de electricidad y un 8% el nivel de empleo (en una de las zonas más desempleadas). 
Es la cuarta provincia, según el Censo 2001, después de Formosa (28,0%), Chaco (27,6%) y Salta (27,5%) con mayores necesidades básicas insatisfechas (NBI) con el 26,2%, casi duplicando el promedio del país (14,3%). Seis de cada diez hogares que no tienen acceso al agua por red publica dentro de la vivienda o fuera del ella son pobres. En Santiago del Estero sólo uno de cada dos hogares accede al agua por cañerías dentro de su vivienda y sólo la mitad accede a la red pública y saneada. Más del 16% de la población en hogares vive en vivienda tipo “rancho”, siendo el peor promedio del país. Casi un 25% de población rural vive dispersa, es decir, no vive en ningún asentamiento poblacional: "andan perdidos por el monte", como dicen los lugareños, aunque han sido debidamente convocados a votar.






No hay comentarios:

Publicar un comentario