sábado, 11 de junio de 2011

QUÉ BONITA ERA BADALONA... ANTES DE QUE SE INSTALARA EL DILEMA XENÓFOBO



Badalona, una de las ciudades-frontera españolas donde se vive el cruce cosmopolita

Hoy se convierte en alcalde de la tercera ciudad catalana, Badalona, el dirigente del Partido Popular (PP) que con más desparpajo a usado el verbo agrio contra el extranjero en las pasadas elecciones locales. Es un trabajo que lleva haciendo desde hace cinco años en las calles de la ciudad, en las céntricas y en las periféricas, basado en especulaciones  que siempre terminan en una conclusión: el inmigrante chupasangre que nos está quitando la ciudad
Los nacionalistas catalanes (CiU) han dejado que gobierne a cambio del apoyo del PP en otros asuntos que más importan al President: aprobar los presupuestos y quedarse con la Diputación de Barcelona, una institución poderosa, históricamente en manos socialistas, con cuantiosos recursos y que, por cierto, ha hecho un trabajo destacable en los últimos años en la inmigración... Aunque algo ha debido pasar para que estemos averiados como estamos.
El punto de interés no está en que un dirigente con discurso xenófobo llegué a la alcaldía. A estas alturas, ya es un dato amortizado: el mismo dirigente ha moderado bastante su discurso en las últimas horas. Ya sabemos quién ha conectado mejor con el lado oscuro de la incertidumbre que hay en el cerebro del elector obrero, parado, pobre y olvidado.
El punto de interés reside en el posible dilema que se abre para el PP:  obtener grandes cotas de poder municipal implica probablemente moderar su discurso contra el inmigrante (para captar su favor en las elecciones de 2015). 
Al mismo tiempo verá que por su derecha Plataforma X Catalunya pisa el acelerador y explota en solitario y a sus anchas el discurso contra el extranjero. Y el PP quizás tenga que hacer lo mismo si no quiere perder fuerza.
De todas formas, el PP resuelve muy bien esos dilemas como lo prueban las diferentes elecciones en las que mientras "quema" las mezquitas en una ciudad enciende velas en las iglesias de la mano de los inmigrantes rumanos, eso sí: católicos y no gitanos.

1 comentario:

  1. Ecclesia Digital [ecclesia@revistaecclesia.com]

    El Papa se encuentra en Roma con dos mil gitanos de distintas etnias y países de Europa

    ResponderEliminar