miércoles, 23 de marzo de 2011

CUANDO LA POLÍTICA DEL RECHAZO...DA PÉRDIDAS

La semana pasada cayeron de un solo golpe 5 leyes duras contra la inmigración en el estado más entusiasta en perseguir mexicanos: Arizona. Sí, aunque parezca extraño, un Senado de mayoría republicana volvió sobre sus pasos en la agenda de inmigración. Quizás no tanto en el discurso, pero sin duda en los hechos. Tal como menciona el New York Times, la razón no es otra que dinero.
Nada menos que 60 ejecutivos de empresas de Arizona han escrito al Senado quejándose amargamente de las pérdidas que les provoca a sus negocios la imagen de doberman-valla eléctrica-uniforme negro-potente foco blanco que se respira en las inmensas extensiones de ese estado. El presidente de la Cámara de Comercio de Arizona, Glenn Hamer, dice que el "extremismo" ha provocado más de 150 millones de dólares de pérdidas en el sector turístico. Entre otros gestos de buena convivencia, las leyes que hoy ya han muerto hubieran requerido que hospitales y escuelas "vigilasen" pacientes o alumnos que no tuvieran documentación, hubiera convertido en acto criminal conducir para los inmigrantes sin documentos y les hubiera limitado el acceso al instituto. Pero el desprecio tiene un límite: las pérdidas económicas que provocan las irracionales, electoralistas, estrábicas e incendiarias políticas de inmigración.
Alemania acaba de anunciar una norma que permitirá homologar rápidamente los títulos para impulsar una "cultura de bienvenida" a los inmigrantes cualificados, según dice la ministra de Educación Annette Schavan. Es una versión moderna de un viejo principio de las leyes alemanas: el trabajador "invitado", bienvenido siempre que sea funcional.

No hay comentarios:

Publicar un comentario