domingo, 27 de febrero de 2011

MÁS VOTANTES EXTRANJEROS EN LOS TERRITORIOS DEL PP

Los datos del censo electoral indican que más o menos un 2% de los electores es extranjero. Gente procedente de la Unión Europea o de los 10 países con los que España tiene convenio de reciprocidad (Ecuador, Colombia, Perú, importantes emisores de emigrantes a España.
Ese ha sido el resultado de la campaña por el voto de los extranjeros que se impulsó desde el Gobierno y movilizó a los partidos políticos.  Se cerró con datos algo decepcionantes el pasado mes de enero. 461.000 electores extranjeros de los cerca de 2,3 millones potenciales con los que se llegó a especular. Por un momento pensamos que los extranjeros, además de incrementar las arcas del Estado, podían aumentar el volúmen de papeletas en territorios significativos, en lugares en los que unos pocos votos deciden alcaldías. 
Pero los extranjeros serán decisivos en muy pocos lugares importantes. En Torrejón de Ardoz, por poner un ejemplo, hay una diferencia entre PP y PSOE de unos 2.000 votos y hay registrados 2.668 electores extranjeros. También los municipios de Levante o del Poniente almeriense.
Eso no quiere decir que en todo el territorio podamos contar con la misma aparente "apatía" de los inmigrantes a la hora de registrarse.
Si sobrevolamos el mapa y aterrizamos en la Comunidad de Madrid vemos que el registro de electores extranjeros ha sido ligeramente superior en varios importantes municipios a sus equivalentes en Catalunya. En Alcalá de Henares, por ejemplo, un 2,2% de los electores es extranjero (unas 3.000 personas), mientras en Hospitalet de Llobregat, con más población, apenas llegan al 1% (unas 1.700 personas). O Torrejón de Ardoz, con unos 78.000 electores, similar por ejemplo a Girona (62.000 electores). En la primera se han inscrito 2.700 extranjeros. En la segunda poco más de 800.
Poca pasión a la hora de captar el voto extranjero
 Hay casos sorprendentes como Badalona, cuyos líderes políticos han asumido la inmigración como un tema electoral e, incluso, se resignan a ver la polémica  sobre el tema como una marca externa de la ciudad. Es un caso aleccionador: avivado por el líder local del PP, el debate en la ciudad es sobre los inmigrantes y no con los inmigrantes, por supuesto. De los 155.345 electores de la ciudad, apenas 506 son extranjeros, un 0,32% !
¿será que los agrios debates sobre la inmigración tienen como primera consecuencia alejar a los inmigrantes de la política?
Las campañas por el voto extranjero han sido más visibles y más insistentes en Madrid que en Catalunya. Y el esfuerzo se ve en los datos y en el tipo de extranjero que se ha inscrito. En Móstoles, donde vive una importante comunidad ecuatoriana, observamos que de los 2.200 electores extranjeros unos 300 son de Ecuador, Perú o Colombia. El esfuerzo para la inscripción de los extranjeros se ha centrado en Madrid en los rumanos, cuya cercanía al voto del PP es conocida. Un 20% de los rumanos que cumplía los requisitos para votar se ha inscrito, cinco veces más que los ecuatorianos. 
Por el contrario, en Catalunya los registros de extranjeros han sido anecdóticos en muchos casos. O claramente descompensados. En Castelldefels se han inscrito 1.076 extranjeros, un 2,7% del censo electoral, pero apenas 58 son ecuatorianos, peruanos o colombianos.
Así pues, los extranjeros contarán poco en las próximas elecciones locales pero, de momento, el PP parece acercarse con más decisión a captar su fidelidad y su simpatía. Para eso sabe qué atacar con su discurso.

No hay comentarios:

Publicar un comentario