miércoles, 2 de febrero de 2011

EL RUMOR Y SUS DERIVAS

No es frecuente una iniciativa como la del Ayuntamiento de Pineda. Con los números en la mano, el gobierno local dice que en 2010 los españoles de la localidad recibieron 160.000 euros de ayudas sociales (sobre todo atención a domicilio) y 39.000 euros fue lo que recibieron los vecinos inmigrantes. Exactamente un 20%. Algo menos que la proporción de población extranjera en el municipio. En Pineda conviven 72 nacionalidades y varias veces se han puesto en marcha acciones que tratan de mejorar el conocimiento entre locales y forasteros. En esa región se empezaron a asentar en los años 80 los primeros magrebíes. 


A pesar de la claridad de los números, que se repiten en muchos ayuntamientos de la zona, a pocos kilómetros de Pineda, en Badalona, el candidato del Partido Popular pide que se limiten las ayudas sociales a los extranjeros sin papeles porque son los que colapsan los servicios y absorben los recursos. ¿A quién le importa la realidad si podemos inventarnos todo? El rumor que identifica en el extranjero un fagocitador de los recursos "nuestros" se extiende fácilmente a pesar de los datos. Siempre es mucho más gratificante escuchar lo que se quiere.

No hay comentarios:

Publicar un comentario