domingo, 16 de enero de 2011

LA CRISIS Y LA INMIGRACIÓN: ESPAÑA, EL PAÍS QUE DECÍA SER "GENEROSO"

Más españoles rechazan la presencia de inmigrantes. Como en una montaña rusa, hace apenas 36 ó 48 meses, España era un país abierto y "tolerante" según las encuestas. Parecía no haber ningún problema con los extranjeros, ningún recelo en los barrios, ninguna mirada desconfiada en las plazas. Ahora todo eso, dicen las encuestas, ha cambiado. 
Los españoles ya no quieren extranjeros.
Gráfico elaborado por el diario EL PAÍS.

Ahora los españoles piensan que hay demasiados extranjeros , que las leyes son "demasiado tolerantes con ellos", que rebajan el nivel de las escuelas y los hospitales. Son datos de la encuesta que maneja el Gobierno desde hace un año. Y que las elecciones en Catalunya han confirmado.

No hay comentarios:

Publicar un comentario