domingo, 16 de enero de 2011

EL 62% DE LOS INMIGRANTES MARROQUÍES MENORES DE 25 AÑOS ESTÁ EN PARO

De cada 100 inmigrantes marroquíes menores de 25 años, 62 están desocupados. Éste es uno de los datos que el Colectivo Ioé muestra en el informe "Impacto de la crisis económica en la situación laboral de los inmigrantes marroquíes", editado por Casa Árabe.
Entre los marroquíes aumenta el paro de larga duración, aumenta el número de familias en las que todos están parados y sus empleos son aún más precarios de lo que ya eran (precarios y fatales: ver datos desiniestralidad laboral de extranjeros y españoles ilustra sobre el lugar reservado al "de afuera" en la época dorada de este país). 
62 jóvenes de cada 100 en desempleo es mucha gente. En algunas comunidades autónomas como Valencia o Canarias el desempleo entre los marroquíes, de cualquier edad, ronda el 60% también.
El 45% de los marroquíes está en paro


No hay una relación directa pero tampoco es meramente anecdótico: en Valencia o en Canarias precisamente ha crecido la percepción negativa sobre los inmigrantes, incluso más que en el resto de España. A veces por la aspereza de la frontera y lo habitual del cayuco. A veces por las espuelas siempre afiladas de los líderes políticos. Como en todo el país.
Valencia hace poco ha salido cabeza de lista de las Comunidades Autónomas con más incidentes xenófobos y racistas, según el Informe RaxemEn Canarias el Partido Popular y Coalición Canaria propusiero, para congratularse con sus votantes, que el ejército blinde las costas con patrulleras. En Castilla La Mancha ha crecido el rechazo al extranjero.
Catalunya, que acaba de ser escenario del uso mezquino de la inmigración como un instrumento de temor y de presión, y del rédito político que da, ve crecer también en las zonas industriales el alto desempleo juvenil de los inmigrantes marroquíes. Lo mismo nos encontraríamos en Madrid. 
Aunque resulta mucho más sencillo para los políticos españoles usar la inmigración como un espantajo, aprovechando cualquier grieta por donde aparezca un burka o una mezquita furtiva, lo cierto es que un 62% de paro entre la juventud marroquí debería demandarles un poco de la energía desperdiciada en las soflamas xenófobas que se escuchan. En ese paro y en el paro de los jóvenes españoles y en la indolencia de los partidos hay buena cantidad de factores para el "calentamiento social". Olvidaba que España no es racista ni hay peligro de "revueltas de chusma", como en labanlieu de París...

No hay comentarios:

Publicar un comentario